Nuestro manifiesto

Comer bien es un derecho.

El derecho a la alimentación previsto por el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos está en el centro del trabajo de Iles de Paix.

Vivir de su tierra es una fuerza

Nuestra misión es acompañar a los agricultores y a los ciudadanos en el desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles, fuentes de autonomía, de seguridad y de alimentación de calidad.

Cultivar la solidaridad es un poder.

Solo juntos logramos cambiar las cosas, por eso favorecemos el colectivo, la solidaridad y la cooperación.

Cada ile de paix es una fuente de conocimiento.

Cada proyecto es una oportunidad de comprender un nuevo ecosistema y acumular conocimientos que permiten a cada uno aprender a vivir en armonía con su mundo, esté donde esté.

A cada tierra su naturaleza. A cada terrícola su cultura.

Antes de actuar, estudiamos el contexto social y medioambiental de cada proyecto con el fin de respetar el equilibro de las personas y de los ecosistemas.

Cambiar las cosas aquí y allá. Luego, poco a poco, en todas partes.

Nuestra acción es local, específica y concreta. Cada proyecto es un paso más hacia el derecho a la alimentación para todos.

Una semilla sembrada vale más que mil palabras.

« Hacemos lo que decimos, decimos lo que hacemos »: este es nuestro modus operandi, anclado en la acción sobre el terreno y la voluntad de transparencia.

Iles de Paix, es tú, yo, ella, él, ellos y ellas… en pocas palabras: ¡nosotros y nosotras!

Agricultores, voluntarios, donadores, asociados, expertos, políticos, profesores… todos formamos una cadena humana que une África, América Latina y Europa.

La agroecología… ¡para un cambio de cultura!

Un cambio es necesario en los campos, en nuestras ciudades y en nuestros platos para garantizar el derecho a la alimentación, la dignidad de las familias y un medio ambiente preservado.

Resignarse no es una opción.

El hambre en el mundo no deja de aumentar. El desajuste climático se está acelerando. Ante estas realidades, nos negamos a rendirnos y elegimos comprometernos para el cambio.

Pensar globalmente… Actuar localmente.

El mundo es un pueblo. Nuestros destinos están conectados. Actuar a nivel local es el reflejo de nuestro compromiso para un cambio global.

Respetar la tierra es vital.

No heredamos la Tierra, la tomamos prestada de nuestros hijos. ¡Respetarla es capital para nosotros y las generaciones futuras!

La dignidad humana es la razón de ser de Iles de Paix

Iles de Paix aspira a un mundo donde todos puedan vivir con dignidad y desarrollar su potencial; un mundo solidario que promueva el acceso a los derechos humanos para todos en un entorno preservado.

Préférences des cookies

Les cookies permettent à ce site de fonctionner correctement et nous permettent de personnaliser les actions marketing (Google, Facebook et autres).

Lire notre politique de cookies